Bien, esto puede sonar un poco divertido, pero realmente no lo es…

Estás trabajando tranquilamente. De repente, alguien vierte accidentalmente casi un litro de agua en el teclado de tu MacBook Pro y se apaga de inmediato. Tu sangre se congela de inmediato … pero … ¿y si pudieras conseguir que sobreviva al shock y su corazón lata de nuevo? ;-) debes actuar con rapidez y calma siguiendo estas instrucciones para intentar salvar su vida:

  1. Lo primero de todo, si lo tienes enchufado a la red eléctrica, desconéctalo inmediatamente, así como el resto de periféricos que puedas tener conectados.
  2. Voltea el ordenador (mientras lo mantienes abierto: ¡NO LO CIERRES!), De modo que el teclado esté orientado hacia el suelo y agítalo suavemente de lado a lado para que salga la mayor cantidad posible de agua.
  3. Cuando haya salido la mayor parte del agua, seca todas las superficies mojadas que encuentres con una toalla de microfibra.
  4. Cierra la tapa de tu MacBook Pro, sujétala firmemente con ambas manos (una a cada lado) y describe un semicírculo ancho desde la parte superior de la cabeza hasta los pies, para que la fuerza centrífuga extraiga más agua de la bandeja del DVD (si existe, por lo que la bandeja de DVD debe mirar hacia fuera). Repite este paso varias veces sin ser rudo, pero generando suficiente fuerza centrífuga hasta que casi no salga agua.
  5. Luego abre la tapa de tu MacBook Pro, coloca una toalla sobre una mesa y el ordenador encima de la toalla, con el teclado en la parte inferior, tocando la toalla. La pantalla no debe tocar nada, simplemente manteniéndose fuera de la mesa.
  6. Coloca la mano debajo de la toalla y presiona los botones del teclado, tratando de extraer más agua mediante su absorción.
  7. Cuando no salga más agua del teclado, cierra la tapa, pon el ordenador boca abajo sobre una mesa y ábrela CUIDADOSAMENTE quitando todos los tornillos del panel inferior. Presta especial atención al hecho de que los tres tornillos de la parte superior derecha son más largos que el resto. Retira la cubierta inferior con cuidado, seca toda superficie húmeda que encuentres y desconecta el enchufe de la batería en cuanto abras la cubierta inferior, que se encuentra en la parte inferior derecha de la placa (sobre la batería: ver el círculo verde en la foto).
  8. Desconecta también todos los cables planos de la parte izquierda de la placa. Los del círculo rojo en la foto.
    MacBook Pro por dentro
  9. Presta atención a todos los circuitos y seca todo con mucho cuidado para no dañar nada. Usa un paño de microfibra.
  10. Desmonta los módulos de RAM, la unidad DVD si la tiene y el disco duro. Extráelos y seca todas las superficicies mojadas. La unidad de DVD se puede agitar con cuidado a largas brazadas, intentando que la fuerza centrífuga saque el agua.
  11. Seca cada pieza con un secador de pelo (aire frío) durante un tiempo, tratando de sacar el agua de lugares de difícil acceso y sopla sobre los agujeros.
  12. Cuando veas que todo está lo más seco posible, coloca el ordenador como está ahora (con la cubierta inferior alejada y la tapa del monitor cerrada) en un paño de algodón fino, así como la unidad de DVD. Pon arroz encima: cúbrelo con arroz y ponlo bajo una luz de tungsteno, que irradia un poco de calor. Coloca la luz a una distancia de seguridad sobre el ordenador y la unidad de DVD, que puede ser de aproximadamente 20 cm. Con la mano debes notar muy poco calor. Déjalo encendido durante toda la noche, unas 10 o 12 horas. Esto secará lentamente las gotas de agua restantes sin producir vapor.
  13. Después de esas 10 o 12 horas, quita de la tela de algodón del ordenador y la unidad de DVD y observa cuidadosamente si está seca. Ten cuidado con el arroz: no debe caer dentro de las partes eléctricas.
  14. Enchufe el cable de la batería y verifica que el chequeo de batería (less) funciona. Si funcionan, existe la posibilidad de que el ordenador vuelva a la vida.
  15. Desconecta la batería nuevamente, monta el DVD, el disco duro y la memoria RAM.
  16. Conecta todos los cables planos y cierra la cubierta inferior, prestando atención a los tres tornillos diferentes que se encuentran en el lado superior derecho.
  17. ¡Pulsa el botón de encendido y cruza los dedos! Si has tenido suerte y lo has hecho correctamente, ¡¡podrías haber salvado tu valioso MacBook Pro!!

Para saber cómo abrir tu MacBook Pro (hay muchos modelos) y desmontar correctamente la unidad de DVD, el disco duro y los módulos de memoria RAM, puedes consultar los tutoriales en la web «Other World Computing install videos» . También venden muy buenos productos y actualizaciones para Mac.

No dudes en contarnos tu experiencia.

Disclaimer

A tener en cuenta: ni AuralSolutions ni ninguno de sus empleados son responsables del resultado de este tutorial. A nosotros nos funcionó, pero podría no servir en otros casos. Va a depender de cómo de limpia y conductiva sea el agua y de qué componentes entran en contacto con ella. Además, tu tiempo de reacción es crucial. Puede que seas rápido, pero presta toda la atención posible.

Esta información se ha puesto a tu disposición para tu comodidad, ya que en algunos casos puede salvar tu ordenador, si se realiza correctamente y con intuición. Ten en cuenta que, en este caso, el agua que cayó en la computadora era muy clara y purificada. Puede que si se trata de otro líquido, no pueda recuperarse de esta manera. Es como una «guía de primeros auxlios«. Puede que aún necesites llevar tu MacBook Pro a un Centro de soporte de Apple autorizado para cambiar las partes deterioradas si no funciona después de seguir este proceso, pero al menos puede intentar rescatarlo, porque no todos tienen un Soporte autorizado de Apple a la vuelta de la esquina.

El ordenador de este ejemplo es un MacBook Pro de 2011.